ARTE ANTIGUEDADES DISEÑO CONTACTO
 


 
 
 
 
 
 
 
 

Nieto asistió a la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”, en la Ciudad de México, donde estudió con Santos Balmori y Carlos Orozco Romero. Deseoso de ampliar sus influencias artísticas, Nieto se mudó a París a principios de la década de 1960.

Ahí vivió durante casi diez años con su primera esposa, Marta Guillermoprieto. En París, alejado de su ambiente mexicano, Nieto empezó a asimilar nuevas tendencias y estilos apara su arte.
Parte importante de su desarrollo fueron los apuntes de animales que tomaba en zoológicos europeos, figuras que con la serie de historietas "Tarzán",de Burne Hogarth, que admiró en su infancia. Nieto escribió: “Le dedico a Burne Hogarth, en memoria a las historias de Tarzán de mi infancia, la serie de animales que dibujé mientras estaba en Suiza, de igual forma, los xylografías que creé en Munich y Paris” .

Esto resultó no solamente en la serie de dibujos e impresos de bloques de madera de la serie 'Bestiario', que relizó para una edición francesa de "El libro de los seres imaginarios", de Jorge Luis Borges. Mientras estaba en París, Nieto ganó el premio Biennale de Paris de pintura en 1963.1 Nuevamente ganó el premio Biennale de Paris de pintura en 1968. En 1970 ganó el premio de la Bienal de Caen y el Bienal de Menton. Regresó a México en 1970.

En Europa Nieto había ganado fama y reconocimiento en el mundo del arte, pero en México su arte no tuvo el mismo auge. Conoció a su segunda esposa, Nancy Nieto,2 una pintora por su propio mérito, en la gran inauguración de Poliforum Cultural David Alfaro Siqueiros en la Ciudad de México.

Nieto fue invitado a la casa de los Siqueiros después del evento y le preguntó a Siqueiros si podía traer a su nueva amiga, a lo que Siqueiros dijo “por supuesto”. Pero Nancy prefería pasar tiempo a solas con Nieto. Después, Nancy se arrepintió de no haber asistido al la fiesta privada de los Siqueiros.

Nancy y Nieto se casaron unos cuantos meses después. La nueva pareja desarrolló una profunda conexión con el arte, especialmente el nuevo género de arte mexicano de Nieto. Pero México no estaba listo para el arte de Nieto. “Porque México no aceptó su arte, Rodolfo entró en una gran depresión.” Rodolfo y Nancy continuaron. Pintaron juntos todos los días desde la mañana hasta frecuentemente tarde. Nancy le ayudó a Nieto a estirar y aplicar ‘gesso’ a las lonas y lienzos, y con bosquejo de líneas mayores de construcciones, sobre las que posteriormente Nieto acabaría su trabajo. Juntos crearon cientos de pinturas. Con el ímpetu de su trabajo, Nieto quedaba exahustó y se deprimía.

Sus períodos de sueño eran erráticos, su mente empezó a divagar, veía cosas, hablaba y actuaba de forma inusual. Pareciera que tenía una conciencia de que su tiempo ya llegaba a su culminación. En la tradición mexicana de reirse de la muerte con arte de calaveras, él empezó a pintar cráneos (calaveras) como un recurso para desensamblar los elementos estructurales para posteriormente reensamblarlos en una percepción diferente. Su breve vida terminó el 24 de junio de 1985. Una de las últimas cosas que le dijo a Nancy fue: “Quedate con mis pinturas, algún día van a ser muy valiosas”. Nancy Nieto continúa pintando con el estilo oaxaqueño de Rodolfo Nieto.

En 1985 y en noviembre del 2009 se presentaron sendas exhibiciones amplias del artista en el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey, México.